viernes, 13 de abril de 2007

Auxiliar de conversación. Una persona a tener en cuenta.



MATERIALES DE APOYO QUE LOS LECTORES

PODRÍAN TRAER CONSIGO

  • fotos de su familia y su región cintas grabadas con la voz de amigos y familiares contando cómo transcurre «un día normal»
  • mapas de su ciudad o pueblo natal
  • folletos turísticos de la zona del lector
  • postales
  • carteles
  • calendarios
  • recortes de periódicos locales y nacionales, especialmente: anuncios de ofertas de empleo y alojamiento;
  • programas de teatro y de cine
  • horóscopos
  • revistas y cómics apropiados para las categorías de edad con las que va a trabajar - son particularmente útiles los que incluyen cuestionarios cintas con canciones populares y tradicionales - preferiblemente con las letras
  • juegos de mesa
  • horarios y rutas de transporte
  • vídeos de películas, noticias de televisión, previsiones meteorológicas y anuncios
  • cintas grabadas con noticias de radio, previsiones meteorológicas y
  • anuncios
  • catálogos de venta por correspondencia
  • menús de restaurantes
  • recetas de platos típicos
  • imitaciones de monedas en euros o en la divisa del país del lector para uso infantil
  • horarios escolares del país del lector
  • cartas de estudiantes de una escuela en el país del lector
  • algunos paquetes de golosinas típicas del país del lector (para las
  • escuelas primarias)


ALGUNAS IDEAS SOBRE POSIBLES

ACTIVIDADES

Cada sugerencia trata de servir como punto de partida para nuevas reflexiones y no como un programa definitivo. Las actividades están divididas en diversas secciones, pero éstas no son concluyentes.

Algunas de las actividades aquí sugeridas pueden adaptarse a diversos niveles y a

niños de más o menos edad.

Se trata de actividades informales, pero no por ello menos eficaces, lo que facilita su

gestión por parte de los profesores en caso de que un lector participe como recurso

lingüístico y comparta la supervisión de los estudiantes divididos en grupos. La

mayoría de las actividades puede llevarse a cabo tanto si el lector enseña su propia

lengua materna como otra lengua que domine. Algunas pueden desarrollarse en la

lengua materna de los estudiantes, con una aportación por parte del lector,

principalmente de índole cultural.

No se incluyen ejercicios. Éstos pueden encontrarse normalmente en los libros de

texto.

EN LA CLASE DE IDIOMAS

TODAS LAS EDADES

  • Tablón misterioso

Esta actividad es particularmente apropiada para aquellos lectores que introducen una

nueva lengua en la escuela. Para despertar el interés en su lengua, cuelgue cada día

durante un par de semanas un artículo nuevo de su país (imágenes, listas breves de

vocabulario, recetas, billetes de viaje, artículos de prensa) en un tablón de anuncios

claramente visible en la escuela. Sin decir nada a los estudiantes y una vez que ha

cundido la curiosidad, anuncie el inicio de las clases en la lengua de que se trate: «si

quieres saber más, ven al aula X a las X horas». Mantenga el tablón de anuncios aun

después del inicio de las clases.

  • Calendario

(Para principiantes) Cuelgue un calendario en su lengua. Al principio de cada clase,

los estudiantes deben decir la fecha en la lengua que tratan de aprender.

  • Bingo

Enseñe a los estudiantes a contar hasta 10 ó 100 y distribuya entre los estudiantes

tarjetas de bingo con una selección de números al azar o pídales que elijan cinco

números y que los anoten. Vaya diciendo números uno por uno al azar. Cada vez que

un estudiante tiene el número elicitado en su carta, lo tacha. Gana el primero que ha tachado todos los números, gritando «bingo» (o una palabra en la lengua de que se trate).

Esta actividad también puede llevarse a cabo con el abecedario.

  • Entrevistas

El profesor entrevista al lector sobre un aspecto determinado de su vida. Los estudiantes rellenan un cuestionario de opciones múltiples (N.B. Esta actividad requiere una cuidadosa preparación). La entrevista puede también grabarse en cinta acústica o en vídeo para la práctica lingüística de ciertos aspectos concretos o para su

uso en clases posteriores.

También los estudiantes podrían entrevistar al lector. En las clases más avanzadas, el lector podría abstenerse de responder hasta que los estudiantes formulen correctamente sus preguntas.

  • Juegos de rol

El profesor y el lector pueden presentar juntos diálogos estructurados o juegos de rol

más informales, antes de que los estudiantes lo intenten a su vez. Los juegos de rol

pueden basarse en materiales auténticos aportados por los lectores, por ejemplo

callejeros (preguntar direcciones), horarios de transporte o folletos turísticos (pedir información), etc. Los lectores también pueden jugar con los estudiantes, por ejemplo

simulando conversaciones telefónicas en las que los estudiantes tienen que obtener

información.

  • Obras de teatro

Otra posibilidad, ya sea en clase o como actividad extraescolar, consiste en producir obras completas o partes de las mismas en la lengua que se trata de aprender. Las obras pueden ser originales o creadas por los propios estudiantes. Esta actividad puede constituir un valioso aliciente para el aprendizaje de lenguas extranjeras.

  • Pruebas de memoria

El profesor o el lector muestran una imagen durante diez segundos y los estudiantes tratan de recordar todo los elementos que puedan. Para ayudar a los estudiantes, el lector podría hacer preguntas como, por ejemplo: ¿cuántas personas había en la imagen? ¿había un perro?

  • Listas de la compra

Se da a los estudiantes una lista de la compra y se les pide que elaboren una lista de las tiendas a las que necesitan ir. A continuación simulan ir a los comercios y pedir lo que necesitan, mientras el lector desempeña el papel de comerciante. Si se dispone de

dinero real o simulado del país del lector, puede utilizarse para pagar.

  • Abecedario del supermercado

Empiece diciendo «Esta mañana fui al supermercado y compré albaricoques». El primer estudiante deberá repetir la oración y añadir a continuación un artículo cuya

primera letra sea 'b', el siguiente repetirá la oración del primero y añadirá un nuevo artículo que empiece con 'c' y así sucesivamente hasta acabar el abecedario. Se puede

jugar en pequeños grupos a modo de competición: cuando un estudiante no puede recordar correctamente todos los artículos comprados, queda eliminado y el juego concluye cuando sólo permanece una persona. Si al llegar a la 'z' quedan aún varios jugadores, empiece de nuevo con la 'a', de forma que el siguiente jugador deberá recordar 27 artículos, y así sucesivamente.

  • Banco de vocabulario

Primero se distribuyen en el aula durante una semana tarjetas en las que figuran términos léxicos seleccionados de un nuevo vocabulario (no demasiados de una vez) procedentes de las clases, con una traducción o una imagen y quizás con algunos ejemplos de uso. Posteriormente se almacenan en una caja que el estudiante puede

consultar.

  • Canciones

Hay muchas maneras de utilizar canciones como ejercicio de comprensión oral. Se puede escribir, por ejemplo, la letra de una canción dejando sitios en blanco para que los estudiantes completen las palabras que faltan. Este ejercicio es aún más eficaz si

se pide a los estudiantes que adivinen las palabras que faltan a partir del contexto de las letras antes de oír la canción.

  • Concursos

Al final de su lectorado, organice un concurso sobre su país y su lengua, ya sea en cada clase individual o, si es posible, con todos los estudiantes de una determinada categoría de edad a los que haya impartido clases. Ofrezca pequeños premios para los ganadores.

ESPECIALMENTE PARA LAS ESCUELAS PRIMARIAS

  • Colorear

Se puede dar a los niños imágenes delineadas para que las coloreen siguiendo instrucciones simples del lector.

  • Adivina lo que llevo en el bolso

Se introducen en un bolso una serie de artículos cuyos nombres han aprendido previamente los estudiantes. Los estudiantes pueden palpar el bolso y adivinar su

contenido.

  • Pequeñas exposiciones

La clase organiza una pequeña exposición con información y materiales sobre el país de origen del lector, si es posible en un área común como los pasillos o la entrada de la escuela. Pueden presentarse asimismo platos típicos.

  • Cada oveja con su pareja

Distribuya la clase en dos grupos. Reparta a cada estudiante del primer grupo una imagen y a cada estudiante del segundo una palabra o frase relacionada con la misma.

Cada estudiante deberá encontrar su pareja mostrando a continuación la imagen y la palabra correspondientes al resto de la clase. Finalmente, cada estudiante recibe una hoja con las imágenes en una columna y las palabras en la otra y deberá tratar de emparejarlas.

  • Canciones y rimas infantiles

El lector enseña a la clase una canción sencilla, que los estudiantes deberán cantar en

actos escolares o en presencia de los padres.

  • Hoy le toca enseñar al peluche

Con niños de muy corta edad, utilice un osito de peluche o una figura similar y diga «Hoy le toca enseñar al osito, pero sólo habla x (la lengua de que se trate)».

  • Teatro de títeres

Los lectores pueden crear personajes utilizando simples títeres de guante, que se

pueden encontrar en tiendas de juguetes, para que los niños inventen historias. Si se

trata de principiantes, podrán hacerlo en su propia lengua, pasando el lector a continuación a representar el diálogo en la lengua de los niños y en la lengua que

tratan de aprender, al tiempo que les enseña el vocabulario.

  • Animales

Reúna una selección de imágenes de animales. Haga a los niños preguntas del estilo: «¿Cuál es el animal más grande, pequeño, tierno, terrible, favorito, etc.?». Según el nivel que los niños tengan en la lengua en cuestión, las preguntas se plantearan bien

en dicha lengua o en la de ellos. En el último caso y una vez que hayan contestado, dígales: «En mi lengua, ese animal se llama x». A continuación diga los nombres de

todos los animales para que los niños muestren las imágenes correspondientes.

Finalmente, señale las imágenes para que ellos digan sus nombres. Este ejercicio puede adaptarse a otras categorías léxicas (alimentos, prendas de vestir, etc.).

  • Ruidos

El lector imita diferentes ruidos (por ej. animales, fenómenos meteorológicos) o reproduce una cinta acústica con efectos de sonido, que los estudiantes deberán

identificar.

  • Cuentos de hadas

Cerciórese de que el cuento es conocido en el país de acogida o busque otro profesor para que éste lo cuente a los niños en su propia lengua. A continuación cuente el

cuento en la lengua que está enseñando. Cuelgue o distribuya imágenes relacionadas con el cuento, para que los niños las ordenen. Si su nivel es suficientemente alto,

podrían representar los diferentes papeles.

Mis Blogs bilingües.


Blog para todos los públicos:

dating

Looking for payday loans?